Cuando contratar a un interiorista y por qué

¿Estás pensando en reformar tu vivienda? ¿No sabes cuando contratar a un interiorista y por qué? ¿O simplemente quieres darle otro aire a la decoración de tu casa o a alguna habitación?

En este post te contamos cuando contratar a un interiorista y por qué hacerlo. 

 

Razones por las que contratar a un interiorista

Cuando te embarcas en la reforma de tu vivienda o simplemente un cambio de mobiliario, puedes sentir que no llegas a todo, te puedes sentir perdido y que todo se te haga cuesta arriba. Si estamos hablando de abrir un nuevo negocio o reformar un local… no digamos.  

Puede que no te decantes por un estilo en concreto o que tengas muchas ideas diferentes y no sepas como llevar tu proyecto a cabo. Puede que la toma de decisiones sea cosa de más de uno y que se os haga difícil encontrar un punto en común… Como interioristas, te acompañamos en todo el proceso, ayudándote a que el resultado sea exitoso, a plasmar todas tus ideas en el proyecto, combinándolas y mejorándolas.

También te ahorrará mucho tiempo y quebraderos de cabeza, además de dinero, ya que te aconsejará en qué debes invertir para conseguir lo que buscas.

El interiorista conoce las tendencias, los estilos decorativos, el mobiliario, los materiales, el sector… es la persona adecuada para aconsejarte en todo el proceso tanto si conlleva reforma como si no. Además, tienes la opción de llevar a cabo tu mismo el proyecto o de que el interiorista se encargue de gestionar todos los oficios y trabajos a realizar, permitiéndote despreocuparte de absolutamente todo hasta el final.

En cuanto a la distribución y aprovechamiento del espacio, el interiorista gracias a su experiencia y formación, sabe perfectamente cómo sacarle todo el partido posible a la vivienda o local con el presupuesto acordado.

Por último, el resultado de tu hogar o negocio repercutirá directamente en tu calidad de vida, por eso, deja que un profesional te ayude a lograr tu objetivo.

 

cuando contratar a un interiorista y por qué
Proyecto M61 - Eire Interiors

Cuándo es el mejor momento para contratar a un interiorista

Aunque el interiorista puede entrar al proyecto en cualquier fase para ayudarte, lo ideal es que forme parte de él desde el minuto cero, desde el momento en que piensas que quieres cambiar algo de un espacio concreto, ya sea de tu vivienda o de tu negocio.

Los interioristas aprovechamos al máximo los espacios, te podemos ayudar con la distribución en función de tus necesidades, podemos ayudarte a que aspectos más técnicos como la iluminación y la electricidad vayan acordes a la distribución y te hagan la vida mucho más fácil y agradable.

Incluso los elementos más constructivos y básicos de un espacio pueden ser diferentes según el estilo que estés buscando, se debe seguir la misma línea desde el primer momento.

Por todas estas razones, deberías contar con un interiorista desde el principio, para que el resto de trabajos a realizar vayan de la mano y el resultado sea el mejor posible.

Pero, ¿cuándo le llamo? Esta pregunta es la clave de todo.  

Como cualquier profesional que se precie, si es bueno en su trabajo, tendrá lista de espera, así que plantéate que tu mejor opción para no esperar, es llamarle al menos uno o dos meses, antes de que le vayas a necesitar. De esta forma, sabrás su lista de espera, y podrás planificarte mucho mejor. 

Una vez empecéis el proyecto, el trabajo del interiorista requiere de tiempo. No solo se trata de un proceso creativo, si no que además, todas las fases del proyecto requieren de muchas horas de trabajo. Depende del alcance de proyecto, podrá tardar entre un mes y tres meses en completarlo, teniendo en cuenta todas las modificaciones que le solicites. Es importante que respetes los tiempos, pues si has elegido un buen profesional, los tendrá bien calculados y sabrá exactamente cuanto va a tardar en entregarte tu proyecto. Siempre que se mantenga en los límites que ya te dio en su día, presionarle solo hará que tu proyecto, salga peor de lo que podría haber quedado. 

Una vez terminada la fase de diseño, comienza la recopilación de presupuestos, y coordinación de oficios. Ten en cuenta que cada oficio tiene su agenda y no depende del interiorista si esta fase se ve retrasada. Aquí volvemos al punto de partida, cualquier oficio con buena reputación, tendrá su propia lista de espera. Así que calcula que pasará al menos un mes y medio o dos meses desde que terminéis el proyecto hasta que comience la obra. 

Cuando ya hayáis escogido al responsable de la ejecución, la duración de la obra dependerá del alcance del proyecto, pero no hay reformas integrales milagrosas que se ejecuten en menos de 1 mes. Lo normal es que para un piso de 80m2, la reforma integral dure entre dos y tres meses, con todo terminado. 

En resúmen… si quieres acometer una obra durante tus vacaciones de verano, ¡planifica tu selección de interiorista a finales de año!

cuando contratar a un interiorista y por qué
Proyecto Sky Garden - Eire Interiors

En EIRE Interiors pensamos que mimar el hogar es mimarse a uno mismo. Pasamos más del 60% de nuestro tiempo en nuestras casas, es donde tomamos las decisiones más importantes de nuestra vida, donde vemos crecer a nuestras familias y criamos a nuestros hijos. La importancia de ser feliz en tu hogar, va mucho más allá de la estética, y nuestra misión es ayudarte a conseguir esa paz que necesitas al cerrar la puerta y sentarte en el sofá.

También nos dedicamos al interiorismo de negocios. Tanto si vendes productos como servicios, ya te habrás dado cuenta de que todo está en internet, y si no ofreces ese algo más que mueva al cliente a salir de casa, no tienes nada que hacer. Te ayudamos a convertir tu negocio en una experiencia que haga que el cliente no solo entre a tu local en lugar de al de al lado, sino que, además, quiera volver.

 

¡No te vayas sin suscribirte a nuestra newsletter!